Cómo adaptarse al nuevo puesto de trabajo


El reto de adaptarse al nuevo puesto de trabajo

A todos nos ha pasado en algún momento de nuestra carrera profesional: cambias de trabajo, empiezas una nueva aventura en otra empresa y no sabes no por dónde empezar para adaptarte rápido sin cometer errores. En este post quiero compartir los 5 mandamientos para adaptarse al nuevo puesto de trabajo.

Como debes saber, si acabas de cambiar de empresa, debes tener presente que te han fichado no sólo por tus conocimientos y experiencias anteriores, sino por todo el nuevo valor añadido que puedes aportar a la nueva empresa. Ésto va de que tu manera de pensar y de actuar no está “infectada” con la “cultura de la empresa”. No olvides que tú debes provocar cambios para sumar y avanzar en el negocio.

Los 5 mandamientos que debes seguir a raja tabla para adaptarte a tu nuevo puesto de trabajo, te lo digo por experiencia.

  1. Defiende tu gestión:  debes concentrarte en tus responsabilidades,  sobre todo poniendo foco especial en las prioridades que te vayan marcando. No hay cosa peor que te pillen con tus prioridades con retraso. Por cierto, no solo debes aplicarte en hacerlas sino también en compartirlas, en comunicarlas para que todos estén informados de tus avances,  Compartir es Vivir.
  2. Tu primer cliente es tu jefe: es quien te va a marcar el camino, quien te va a llevar de la mano esos primeros meses. Consejo: hazle quedar bien, con su jefe especialmente.  Tu éxito es su éxito. 
  3. Surfea la ola: para poder disfrutar de ese nuevo puesto de trabajo debes correr  por delante del business, la pelota siempre en el otro lado y que seas tú quien persiga la respuesta. Provoca el siguiente paso para que las cosas se hagan.
  4. Habla el mismo idioma: en toda nueva organización comprobarás que la gente habla de una manera  que a ti te extraña, sobre todo lo relativo a las siglas del negocio. Ya no solo las métricas y los KPIs que debes dominar para gestionar tu área de responsabilidad. Aprende la jerga interna.
  5. Propón soluciones globales: La misma solución casi siempre aplica a más departamentos. Siempre que resuelvas un problema debes pensar en toda la empresa. Conoce a todas las personas que intervienen, cómo están conectadas y cómo se pueden beneficiar de tus propuestas, de tus iniciativas… en el fondo de tu mamera de pensar diferente.

Ni que decir tiene que, desde el primer día, debes comportarte como lo que eres, un profesional. Todo el mundo te está observando y todo el mundo espera que aportes valor a corto plazo. Tendrás que aprender a la ver que aportar. Ésto me recuerda a las sabias palabras de Eduardo Lazcano en su post “Tener Tiempo para pensar no es un lujo, es una urgencia” que te invito a que leas.

No resulta fácil adaptarte al nuevo trabajo cuando no conoces a nadie y tampoco conoces los entresijos de la nueva empresa. Aquí debes ser muy cauto y respetuoso:  debes escuchar más que hablar. Debes respetar a todos cualquiera que sea su posición. Lo más importante de las empresas son las personas. Sin ellas no hay negocio, sin ellas no hay nada.

Como referencia final te aconsejo que leas mi post “Seniority, qué es y cómo se adquiere” que, sin duda, es clave para adaptarse al nuevo puesto de trabajo.

Ya solo me queda desearte suerte en tu nueva aventura profesional. Seguro que lo vas a hacer genial. Y no olvides que…“Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”. Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo.

 

Gracias Juanma García, por tus sabios consejos y tu gran ayuda.

Divulgador Digital | Zurdo | Padre de mellizos | Sólo me falta ser pelirrojo. #AyudarEsGratis #MIBer

1 comentario

  • F
    23 mayo, 2018 at 21:56

    Gracias 🙂

Deja un comentario